KURT SCHWITTERS

JACK BILBO & KURT SCHWITTERS
La Isla de Man y la Modern Art Gallery


Merz Mail

 

Introducción

 Curioseando la la interesantísima correspondencia de Schwitters con Raoul Hausmann desde su exilio en Inglaterra,  encuentro una carta de fecha 18 de junio de 1946 en la que Schwitters eufórico por fin se pone en contacto con Hausmann y le cuenta su nueva situación en este país, ha pasado por Noruega con su hijo Ernts y la esposa de este huyendo de los nazis, su  llegada a Inglaterra en junio de 1940 y el internamiento en diversos campos de concentración como “enemigos de Su Majestad” durante diecisiete meses,  también le habla sobre su primera exposición individual en la Galeria de Jack Bilbo, “ Da ist dieser Bilbo, ein richtiger Kunst-Gangster. Er könnte interessiert sein an Deinem Dadabuch.- Mr. Bilbo, the Modern Art Gallery, Charles the 2nd Street, near Haymarket, London” es “un ganster del arte, no sé si lo conoces, tenía un bar en Barcelona”, la referencia a conocerlo es debido a que Hausmann estuvo viviendo en Ibiza entre 1933 y 1936.

 ¿Quién era ese extraño personaje que se cruzó en la vida de Schwitters y su relación con Barcelona?

JACK BILBO

 Bilbo que se llamaba en realidad Hugo Cyrill Kulp Baruch era de familia judía, su padre era alemán y su madre británica, nació en Berlín en 1907, emigró a los Estados Unidos con 16 años, y según cuenta en su primera biografía novelada "Al servicio de Al Capone", entre los trabajos que realizó fue a parar en la organización del famoso mafioso Alfonso Capone, y también nos cuenta que fue conocido allí como Jack Gunner  Bilbo,  guardaespaldas de Capone. Esta novela supuestamente autobiográfica, creó una aureola entorno a Jack Bilbo que le acompañaría el resto de su vida, aunque según estudiosos, como Patterson Smith en su artículo "THE LITERATURE OF THE AMERICAN GANGSTER", se pregunta por qué John Kobler que escribió la biografía definitiva de Capone con el título , Capone: The Life and World of Al Capone, Putnam’s, 1971,  omite mencionar completamente esta valiosa fuente. Smith afirma que el libro es un completo fraude desde el principio hasta el final.

 Bilbo regresó a Europa alrededor de 1930 y  publicó en Londres. Carrying a gun for Al Capone. the intimate experiences of a gangster in the bodyguard off Al Capone en 1932 y también en Berlín donde se estableció una temporada. Participó activamente en la fundación de los “Kampfbund gegen cubil Faschismus” (Comités de Combate contra el Fascismo), organizaciones clandestinas formadas por comunistas, anarquistas y socialistas, que protegían las manifestaciones sindicales  y las marchas contra los nazis.
 

 Con el dinero que ganó hizo un viaje por Holanda y también a París y Montecarlo, en su autobiografía cuenta que en el casino conoció a Paul Gorguloff un exilado ruso que había leído su novela en alemán, este le hizo una propuesta, que le ayudara a matar al presidente de la República francesa Paul Doumer, Bilbo no entró en el juego y Gorguloff le pidió entonces que recomendara a su editor un libro que había escrito “La vida de un cosaco”. Cuando regresó a Berlín, su editor Wolgang Krueger le estaba esperando, tenía una carta de Gorguloff, y la novela, en la carta anunciaba día y hora del magnicidio, esa misma mañana, el editor y Bilbo se pusieron en contacto con la policía de Berlín y esta con la de París, eran las diez y treinta minutos, a las doce en punto del día 6 de mayo de 1932 Gorguloff mató al presidente Doumer.

 Bilbo publicó en la prensa su versión del magnicidio, cuando se vio acorralado por la policía berlinesa huyo a Paris, pero aquí seria nuevamente acosado por el prefecto de policía de Paris por las acusaciones que había hecho Bilbo contra la policía francesa  en relación con el asesinato del Presidente Doumer.

 Con algún dinero recogido entre amigos y algún editor salió de Paris y fue a parar a  Mallorca, allí se instaló en Cala Ratjada un pequeño pueblo en el que vivían bastantes extranjeros, exiliados y chicos ricos, también vivían un gran grupo de alemanes  partidarios de Hitler, desde  1932 funcionaba ya en Palma una sección del Partido Nacionalsocialista. Como estaba desocupado decidió abrir un bar, con ayuda de algunos nuevos amigos abrió el bar Wikiki, que se convirtió en refugio de numerosos exiliados ilustrados y antifascistas , pero al poco tiempo se marchó de Mallorca vendió su bar y se fue a Barcelona con su nueva novia Billi. En Mayo de 1933 se instalaron en Sitges, primero en el Hotel Terramar y más tarde en una nueva casa que se mandó construir a la que llamó Fort-Bill. (ver información sobre Fort-Bill)

El periódico La Publicitat le dedica una página en su edición del 13 de diciembre de 1933, un artículo firmado por Fermí Verges, en la entrevista Bilbo cuenta sus hazañas en Nueva York y Chicago con  Alfonso Capone. La revista Estampa publica un extenso reportaje sobre el libro que aparecería próximamente editado por Fenix, y reproduce algunas de sus páginas, aquellas en las que Bilbo recoge las opiniones de Capone sobre su compatriota Napoleon Bonaparte. “Al servicio de Al Capone: memorias de un gánster”. Madrid, Editorial Fenix, 1933 (Vc/9737/9 Biblioteca Nacional de España).

 En una nota pequeña del diario La Publicitat de marzo de 1934 cuenta que la policía de Barcelona fue a visitar a Bilbo a raíz de la entrevista publicada en diciembre, ese mismo año abrió el “Bar SOS” en Sitges en la calle Parelladas, en el centro del pueblo y al poco tiempo una tienda de souvenirs “El Barco”.

El bar fue frecuentado por toda una fauna de intelectuales, deportistas, filósofos, escritores, también espías británicos y de la Gestapo. Tuvo una hija “Chumpetz” y acogió a su padre arruinado por los nazis, que acabaría suicidándose en su casa .

 Cuando el boxeador aleman Max Schmeling visitó Barcelona para hacer un combate contra el boxeador vasco Paulino Uzcudum en la primavera de  de 1934 en el estadio de Montjuic, que finalizó como nulo.  Bilbo le hizo de sparring en Sitges.

 

Una edición del año 1936 del diario Ahora publica una nueva entrevista con Bilbo, está suficientemente establecido en Sitges, declara que va a solicitar la nacionalidad española. Pero el 18 de julio de 1936 la radio anunciaba el Alzamiento de una parte del  Ejército contra el gobierno de la República y el 19 de Julio anunciaba la Revolución.

 Bilbo cogió su revólver, un taxi y acompañado de tres trabajadores se fue a Barcelona, regresó a Sitges y se puso a las órdenes del Comité de Defensa, por su conocimiento de idiomas se le encargó la organización de la evacuación de extranjeros, había un centenar en Sitges, la mitad fueron enviados en autobús a Barcelona y embarcados en un acorazado británico, y el resto entre los que se encontraban Billi y su hija subió a un destructor ingles enfrente a las costas de Sitges.

 Bilbo se quedó, trasportó medicinas para la Cruz Roja y estuvo en el frente en Molins de Rey, cuando regresó a Sitges cerró el bar y la tienda y se marchó a Marsella a reunirse con su esposa y su hija, desde allí se fueron a Londres.

 Allí publicó “I can't escape adventure”  y algunos artículos, pero de nuevo tenía problemas con la policía, era un refugiado alemán con el pasaporte caducado, un apátrida, la policía amenazaba con deportarlo, lo que significaba a muerte a manos de los nazis.

 Con un permiso de residencia temporal se quedó en Londres, se separó de su mujer y tras un intento de suicidio decidió ser “artista”, compró una tela, dos pinceles y cuatro colores, sus favoritos, rojo, negro, blanco y amarillo, su primer cuadro tendría que ser pintado con estos cuatro colores, y ¿cuál sería el tema de su primer cuadro, que es lo más emocionante que pasaba por su mente?, el cuerpo de una mujer, su primer cuadro fue titulado “muchacha roja”, sus cuadros eran los propios de un autodidacta sin ninguna formación ni estilo, expresionistas para algunos, surrealistas para otros, que nos recuerdan la candidez de los cuadros de Rousseau (El aduanero). Enseguida consiguió vender algún cuadro, paseó con sus cuadros por las galerías de Londres pero no tuvo éxito hasta que con dinero prestado contrató una pequeña galería en Arlington, la exposición fue un éxito, incluso tuvo la visita de los jóvenes de la Unión Británica de Fascistas de Oswald Mosley, molestos por un cuadro con la cara de Hitler.

Cuando empezó la segunda guerra mundial, Bilbo se ofreció voluntariamente a las autoridades británicas dada su experiencia en Berlín organizando los Comités de Combate y su participación en la guerra civil de España, aunque fue rechazado por extranjero y sobre todo por rojo, acabó trabajando de manera extraoficial para  el servicio secreto en búsqueda de espías nazis. En esta época había unos 75.000 alemanes en la Gran Bretaña de los cuales 60.000 eran refugiados de Hitler.

 Bilbo seguía pintando, inauguró una exposición en la galería Zwemmer el 30 de abril de 1940, fue llamado a los tribunales para clasificar su nivel de peligrosidad para la Gran Bretaña. Los extranjeros eran catalogados como A (peligrosos, serian internados de inmediato) B (de lealtad incierta, con movimientos restringidos) y C (amigos, que permanecen en libertad). Bilbo con sus antecedentes antifascistas además de ser de origen judío no entendía como era clasificado como B.

 Cuando Hitler entro en Holanda y más tarde en Noruega, La invasión de la Gran Bretaña era esperada en cada momento, el 16 de mayo fue internado sin previo aviso junto a otros miles de hombres y mujeres, dejando desamparadas a sus familias, muchos de ellos habían perdido a sus familiares  en las prisiones de Hitler.




ISLA DE MAN

 El 19 de junio Schwitters llegó a Edimburgo procedente de Noruega y fue detenido inmediatamente, primero en Midlothian un campamento militar, después en una escuela de Edimburgo, York, Manchester y a principios de julio en Hutchinson Square Camp Douglas en la Isla de Man la casa nº 19 compartida por 23 personas entre ellas, el escultor Ernst Müller-Blensdorf y el pianista Maryan Rawicz.




 Schwitteres tuvo que huir de Alemania perseguido  por los nazis como un “bolchevique cultural”, ya en su ausencia sus obras formaron parte de la exposición Entartete Kunts organizada por los nazis en Munich el año 1938. Recordemos que en 1936 envió una carta a Tzara con un álbum de fotos en el que incluyó oculto en la tapa un microfilm con fotografías de afiches nazis, cartillas de racionamiento y otras imágenes del régimen nazi en Hannover. Las ampliaciones de estos microfilms fueron publicadas por Tzara en la revista francesa Regards. Si Schwitters hubiera sido descubierto, habría sido enviado a un campo de concentración, y hubiera muerto allí.

 Bilbo después de pasar por diversos campos de internamiento también fue a parar a la isla de Man, al campo de Onchan.

En el mes de mayo de 1940 en la Isla de Man en el Mar de Irlanda se desalojaron las pensiones y hoteles de los Pueblos de Ramsey, Onchan y Puerto Erin y se preparó para recibir unos 10.000 prisioneros. El Campamento central se situó en un paseo de Douglas. Hutchinson se formó con un grupo de casas alrededor del pueblo. Mooragh estaba formado por unos treintena de Hoteles y pensiones en Ramsey, fue el primer campamento en acoger prisioneros, unos 2.900, había una alambrada en el propio campamento para separar a los judíos alemanes (pro británicos) de los fascistas británicos (pro alemanes). Onchan era un pueblo al norte de Douglas, el campamento se formó con alambradas de púas alrededor de algunas casas, más de la mitad de los internos eran artistas, ingenieros, abogados, científicos, maestros, etc. y el 82 % de los internos eran judíos. Y por último el Campamento de Rushen solo para mujeres localizado en Puerto Erin, a finales de 1940 había más de 3.000 mujeres internas.

 En Inglaterra hubieron algunas protestas por el tratamiento que se estaba dando a los refugiados, algunos de ellos conocidos antinazis como el periodista Heinrich Frankel , Sebastian Haffer, Franz Borkenau o Schwitters.

 Bilbo nada más entrar en el campo de Onchan fundó la Universidad Popular para ayudar a los estudiantes a seguir sus cursos, enseñar inglés a los refugiados, etc., se creó una biblioteca, se enseñaron idiomas, se organizaron exposiciones de arte, cabarets, etc.

Bilbo organizó una exposición en agosto de 1940 bajo el título “Art and Christmas-Car Exhibition” que incluía otros eventos como “Checoslovakian National Festival” y “Grand Cabaret”, el lema de la exposición era el siguiente: “ los dictadores aterrorizan, los países desaparecen. La humanidad ha olvidado, triunfa el crimen, pero el arte fue, es y siempre será”. También se editaba un periódico ciclostilado en el Campo “The Onchan Pioneer”.

El Campo de Hutchinson donde estaba internado Schwitters tenía entre 1.500 y 2.000 prisioneros, se hizo célebre por la sorprendente proporción de intelectuales universitarios especialmente  de Oxford y Cambridge  internos en él. “Nuestro campo en la Isla de Man debió ser una de las mejores universidades de Europa” comentaba el Historiador Klaus Hinrichsen.

Aquí el arquitecto alemán Bruno Ahrends creó la Hutchinson University, Rudolf Olden , secretario del Pen Club de Londres y Heinrich Frankel animaron una o dos veces por semana debates políticos, el marchante Siegfried Oppenheimer convenció al comandante del campo para que se entregara material a los pintores y escultores, Fred Uhlman creó el “Café de Artistas” y por otro lado el Departamento Cultural del Campo organizó una gran velada con Kurt Schwitters que declamó ante un amplio público “la lotería del jardín zoológico”, “pequeño poema para un gran tartamudo”  “silencio” y el “Scherzo de la Ursonate. Aunque la vida en el campo no era tan idílica, Kurt y su hijo Ernst junto a otros presos de Hutchinson publicaron el 24 de agosto en el New Statesman una carta reivindicativa bajo el título “El arte no puede vivir tras las alambradas”, por otro lado  La Asociación Internacional de Artistas colaboraba desde fuera del campo con materiales para los pintores. Hinrichsen organizó una exposición en el campo y editó una revista ciclostilada titulada The Camp en la que colaboró Schwitters con poemas y la historia “The Flat And The Round Painter”, ilustrada con viñetas de Erich  Kahn.

 El 20 de octubre, Schwitters rellena una petición de liberación en la que explica que su arte fue considerado por los nazis como “degenerado”, y sus libros fueron quemados.

 Algunos prisioneros, los más peligrosos según las autoridades o aquellos que no tenían familia en la Gran Bretaña fueron enviados en barco a Canadá con el riesgo de ser torpedeados por los submarinos alemanes.

 La organización judía de refugiados fue al campo de Onchan a reclutar voluntarios para el ejército británico. Bilbo se presentó voluntario y salió del campo incorporándose al ejército.


Whatever I do es wrong

The story of blame is long

Just listen to my song.

Like me there are quite a few;

In German they call me a Jew..

In Britain a “fifth columnist”

In Russia a great capitalist,

In Spain a hot anarchist

In America a red communist

The Truth is: I want to write,

Paint, love and fight

For what I think is right.

 

Jack Bilbo
Onchan Pioneer, December 29, 1940


LA GALERIA DE ARTE MODERNO

 Bilbo estuvo seis meses en el ejército, pasando la mayoría del tiempo haciendo instrucción, limpieza y gravemente enfermo, además de otros problemas de desobediencia y psiquiátricos, fue dado de baja por inútil.

 Aún seguía siendo un extranjero catalogado como B (con restricciones de movimiento). Siguió pintando y en octubre de 1941 decidió abrir una galería en los bajos del pequeño piso donde vivía con su nueva mujer Owo, “para dar al artista moderno un espacio libre y una plataforma imparcial “ y “ crear para la gente un oasis de cordura y construcción en un mundo de valores falsos, creyendo en la necesidad de una lucha intelectual contra el fascismo” la Modern Art Gallery, en un Londres bombardeado en plena guerra, la primera exposición que organizo fueron sus propias pinturas. En el sótano de la galería, en la cueva”  creó un espacio de tertulias, “el hogar lejos del hogar” para artistas y refugiados, Schwitters participo con algún recital y compartió tertulias con Hein Heckroth, Jankel Adler y otros refugiados, Bilbo contaba sus historias de Chicago y la guerra civil española, un compendio de estas fue publicado en 1944.

La Galería llegó a tener obras de Kokoschka, Schwitters, Klee, Modigiani, Degas, etc. en un año tuvo mucho éxito, era uno de los pocos focos de arte de Londres en aquellos años ya que la mayoría de galerías de arte habían cerrado al inicio de la guerra, pero para Bilbo el arte no puede morir con la guerra.  Bilbo también publicó los libros referidos a arte, y las colecciones de sus propias historias, pero enseguida volvió a tener problemas con la policía británica, como extranjero no podía dedicarse a este negocio y tuvo que convertir la galería en una sociedad limitada y poner como director a un amigo suyo inglés John Atkins.

 Posteriormente cambió de ubicación la Galería de arte Moderno a un lugar más céntrico en Londres a la calle Charles II, cerca de Picadilly Circus.

 Kurt Schwitters que había sido liberado en diciembre de 1941 participó en febrero de 1942  en una  exposición colectiva de la Asociación Internacional de artistas en la RBA Galleries y en junio Hampstead en una exposición colectiva en apoyo a Rusia, y también participa en la mayor exposición de arte organizada durante la guerra en Inglaterra: “ Artists Aid Russia Exhibition” en la Wallace Collection en el mes de agosto.

 Del 19 de enero al 19 de febrero de 1944 participa en   la exposición  “The World of Imagination” en la Galería de Arte Moderno de Bilbo, tres obras de Schwitters se expusieron junto a las de  Bilbo,  Max Ernst y Moholy-Nagy.  La venta del  fue destinada al Artists General Benevolent Institution. Bilbo que reconocía la posición histórica de Schwitters consideraba su obra Merz como “un mogollón...una creación humorística hecha de basura, algo positivo a partir de algo negativo”.

Y posteriormente el 4 de diciembre de 1944 se inauguraba en la Modern Art Gallery la exposición “Painting and Sculpture by Kurt Schwitters” (The Founder of Dadaism and Merz), la primera y única exposición individual de Schwitteres en el exilio compuesta de once collages, dieciocho oleos y diez esculturas, durante  esta exposición  Schwitters incluyó recitales de sus poemas, y se  editó un  catálogo prologado por Herbert Read, el crítico más importante de la época en Londres.



Prólogo del catálogo a cargo de Herbert Read

“.... Evidentemente, hay una justificación filosófica, incluso mística, en el hecho de recoger las piedras que los obreros han tirado para hacer algo con ellas. Dudo que a Schwitters le gustase oírse tratar de místico, pero, a pesar de todo, hay en su actitud respeto al arte una protesta radical contra una concepción “cromada” del modernismo. Los burgueses adoran las cosas ordenadas y pulidas: Schwitters las aborrece. No redondea los ángulos, no alisa las superficies. Ha comprendido que el objeto creado siempre es una realización imperfecta de la idea que se tenía de él, y únicamente un intelecto puntilloso y limitado desearía refinar un arte cuya realidad es orgánica. La esencia del arte no está determinada por una autoridad exterior, la belleza que encontramos en una roca, en una formación de nubes, en un paisaje o en un rostro humano no es una belleza limitada: es arbitraria, y aunque sepamos que unas leyes físicas determinan la forma y el crecimiento de todas las cosas, el ojo ve solamente su aspecto exterior y crea una composición a partir de estas formas y colores, selecciona los elementos que atraviesan rítmicamente el cerebro del artista y solamente se fijan cuando éste ha conseguido una emoción auténtica.

Schwitters es un artista completo. No vemos aquí más que sus esculturas y sus cuadros, sus creaciones plásticas. Pero también es poeta y, a la manera de Joyce, se ha dedicado al ritmo vocal abstracto. Sus poemas deben ser escuchados mejor que leídos y, como autor, él es su mejor intérprete (otra vez podemos establecer un paralelismo con Joyce, pues solamente después de haber oído la grabación de su propia lectura de Finnegans Wake se  pueden captar claramente sus intenciones). Naturalmente, se puede ser escéptico frente a toda forma de literatura abstracta, y es posible que literatura no sea el término justo para designar un arte de encantamiento abstracto: pero escuchar a Schwitters recitar sus poemas basta para convencerse de que ha inventado una forma de arte realmente nuevo.

 El artista ha sido demasiado modesto. No ha sido aupado por los críticos y marchantes de arte como algunos de sus contemporáneos. A pesar de todo, es uno de los artistas más auténticos de la corriente moderna, y esta exposición tardía será, espero la prueba irrefutable de ello”

epilogo:

Jack Bilbo marchó a París en 1949 y desde allí a Berlín en 1956. Publicó en 1963 "Rebell aus Leidenschaft" firmado por KÄPT ' N BILBO y en 1966 abrió en Berlín en la calle Kurfürstendamm el bar "Käpt´n Bilbos Hafenspelunke", algo así como el Antro del Capitan Bilbo. murió en diciembre de 1967.

Kurt Schwitters se estableció Ambleside en el norte de Inglaterra en el verano de 1945, y murió el 8 de enero de 1948, fue enterrado en el cementerio de Ambleside